Seminario Teologico Misionero Tiranno
  ¿Por qué Tiranno?
 


¿Por qué Tiranno?

 

En Filipos, Pablo había enseñado junto a un río; en Atenas, en el Agora y en el Areópago; en Corinto, en la morada privada de Justo. En Éfeso, Pablo halló una escuela en la cual podía enseñar y predicar.

 

Era el tercer viaje misionero de Pablo y tubo a la ciudad de la diosa Diana (Éfeso) como su meta, y se quedó allí más de dos años (Hch. 19:8-10), atraído, indudablemente, por su importancia estratégica como centro comercial, religiosos y político. Inició su actividad en la sinagoga; luego disputó en la sala de conferencias de la escuela de Tiranno, quien era dueño de una sala de conferencias la cual él alquilaba o prestaba a Pablo, fue ese lugar físico el que sirvió a Pablo como base para la evangelización de toda la provincia de Asia. Pues allí inició una intensa labor formativa y evangelizadora: “cada día en la escuela de uno llamado Tiranno”  (Hch. 19:9).

 

El texto occidental añade una interesante nota acerca de la enseñanza de Pablo, como sigue: éste “enseñaba cada día…desde la quinta hasta la décima hora”. La expresión “desde la quinta hasta la décima hora” indica el periodo desde las 11 a.m. hasta las 4 p.m. Un día típico de trabajo se extendería desde las 7 hasta las 11 a. m., y después de las 4 hasta las 9.30 p.m.

 

Algunos piensan que las clases en la escuela de Tiranno se llevaban acabo en un gimnasio. En aquellos tiempos a diferencia de los actuales, los gimnasios llenaban las necesidades de la mente, tanto como del cuerpo.

 

El apóstol durante tres años (Hch. 19:9-10; 20:31) desde esta escuela de Tiranno  revolucionó con el evangelio la provincia de a Asía.

 

Es esta etapa del trabajo cristiano de Pablo, la que inspiro a nuestro seminario, a llevar el nombre de aquél que cedió su escuela al apóstol, lugar desde donde se origino una gran obra. 

También el Seminario Teológico Misionero Tiranno, es un lugar desde donde se originará  un movimiento evangelizador y misionero de trascendencia. Desde nuestra cede el Partido de la Matanza, San Justo, Buenos Aires, Argentina. Soñamos alcanzar los treinta y tres países que componen América Latina, tal como se propagó el evangelio en la densamente poblada provincia de Asia. 

 
  Copyright 2008 Seminario Teológico Misionero Tiranno  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=